Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 marzo 2012 3 14 /03 /marzo /2012 18:19

César Imperator Tito Aelio Adriano Antonio Augusto Pontifex Maximus alias Antonino Pío fue el cuarto de los cinco buenos emperadores de Roma, sus últimas palabras previo a su muerte en el 161 fueron ¡Sed ecuánimes! La ecuanimidad o equilibrio interior es ese “dominio apacible de la razón ejercido por medio de una voluntad fiel a nuestro propio ideal; no se trata de una virtud realmente distinta de las demás; sino que es la síntesis de todas ellas. La persona ecuánime juzga, quiere y actúa, tanto en las circunstancias prósperas como adversas, sin dejarse dominar por el impulso de las tendencias negativas”.

Desde el punto de vista axiológico podríamos decir que la ecuanimidad es un valor, pero es más que eso. Desde el punto de vista espiritual es una virtud, es un don, es una gracia que Dios nos puede regalar; pero también es “el fruto del esfuerzo y de la lucha continua contra las tendencias egoístas, los halagos degradantes y los vanos temores que amenazan a toda persona”.

En 25 años de servicios ininterrumpidos en el ejercicio de mi profesión, he visto con desaire como altos ejecutivos hacen un discurso apologético de todo aquel que más dinero le lleva a los bolsillos y con la misma desaprobación he escuchado cuando esos mismos personajes se refieren con frases peyorativas de aquellos que no “producen lo suficiente” en función de sus propios intereses, al grado que han adoptado frases como la de “la manzana podrida” para referirse análogamente a dicha persona.

Los seres humanos no debemos ser vistos como un hardware que se puede calibrar con un software, sino que hay que ver el “humanware” hecho a la imagen y semejanza del Creador, que aunque inacabados somos perfectibles y nos estamos haciendo día a día, reinventándonos siempre y que mejor si logramos ese resultado con la ayuda de alguien experto, como un coach.

Una vez escuché decir que un coach es alguien que ha aprendido la técnica y de esos hay muchos; pero que un gran coach es el que trasciende todas las técnicas; no caigamos pues en el error de la confusión que muchas veces crean los conceptos reduccionistas concebidos por una mente no muy diestra y lejos de hacer “leña del árbol caído” tratemos de rehabilitarlo mediante el poder de una lengua experta para poder decir palabras de aliento al que está abatido (Isaías 50, 4). Redimamos a nuestros trabajadores no los deshumanicemos, mediante el poder que tienen las palabras.

Recordemos que “la persona ecuánime juzga, quiere y actúa tanto en las circunstancias prósperas como adversas, sin dejarse dominar por el impulso de las tendencias negativas” y aprendamos a tejer nuestra ecuanimidad con “un sereno equilibrio, paz interior, constancia y dominio de sí, de bondad y prudencia y firmeza en nuestras decisiones; ajustándola a la voluntad de Dios, buena conciencia, paciencia y afabilidad, alegría, misericordia y compasión” solo el que actúa así podría decirle a sus seguidores:

¡SED ECUÁNIMES!

José Luis Riveiro Fernández

Compartir este post

Repost 0
Published by Agencia Cobán - en INFORMACION GENERAL
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : SEGUROS G&T AGENCIA COBAN
  • SEGUROS G&T AGENCIA COBAN
  • : Trabajamos Asegurando Personas y Bienes con Gusto....
  • Contacto

Buscar

Archivos

Enlaces