Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
9 enero 2012 1 09 /01 /enero /2012 04:42

“Cuando miramos hacia el futuro, vemos numerosas incertidumbres sobre lo que será el mundo de nuestros hijos, de nuestros nietos y de los hijos de nuestros nietos. Pero al menos, de algo podemos estar seguro: Si queremos que la tierra pueda satisfacer las necesidades de los seres humanos que la habitan, entonces la sociedad humana deberá transformarse.” Federico Mayor.

Lo anterior descrito me recuerda una de las conferencias que dictó el Doctor Eduardo Sugger Cofiño, en donde yo participé como un simple destinatario de la misma y durante su desarrollo decía que el ser humano debe estar mutando constantemente, porque la persona que no muta perece y con ella su actividad, sea cual fuere la misma. Desde esa perspectiva afianzo mi pensamiento en la misma dirección, en virtud que siempre he dicho que debemos ser transformadores y no simples espectadores de nuestras realidades, como el ejercicio de una profesión concreta, motivo de esta reflexión. Pero, cualquier transformación del mundo y de lo que en él se encuentra será incipiente si no hacemos cambios fundamentales en nuestros estilos de vida que broten de una conversión de la mente, metanoia en griego; porque una nueva manera de pensar o de enfoque según el pensamiento sistémico, trae como consecuencia un nuevo estilo de vida, despojándose de la arcaica, que no permite salir del sub desarrollo socio económico, político y cultural. Sin embargo, esa metanoía no debe verse como un entrenamiento de la mente solamente, sino también como una transformación del corazón.

Mente y corazón son las dos alas que harán volar hacia las alturas a cualquier persona que quiera trascender en el ejercicio de una profesión concreta, como la nuestra.

Esa metanoía de mente y corazón es factor preponderante para transformar todas las acciones derivadas de nuestro trabajo y para ello es preciso iniciar dando algunos pasos: Con la preparación de la visión, la misión y los valores hemos dado tan sólo el primero. Los siguientes serán llevar a la praxis algunos valores como el Coraje, conceptualizándolo como el Esfuerzo, la Intrepidez y la capacidad para cumplir con la visión de futuro que hemos trazado en el papel. Como valor el coraje disipa todo temor dándonos valentía para su estricto cumplimiento.

Otro paso es la diligencia, y la diligencia es la virtud que nos ayuda a vencer el pecado capital de la pereza y es tridimensional porque abarca a Dios, a uno mismo y a los demás; en un sentido más amplio significa cumplir con todo lo que se nos ha encomendado con prontitud, esmero y eficiencia. Superando las expectativas.

Èl último valor a enunciar en este tratado es la Identidad. Sabemos perfectamente que nuestra visión y nuestra misión tiene un principio, una vía y una meta; los que la hemos transitado tenemos una identidad, los que no, tienen una crisis de identidad generada por una crisis de valores, que es lo que se conoce como debilidades humanas. Esas debilidades nacen de la ignorancia, la desinformación y del abuso de la libertad al querer hacer siempre lo que se quiere y no lo que se debe.

Visión, misión y valores no serán de ninguna utilidad, si no cambiamos nuestra vieja manera de pensar y de sentir, porque una mente y un corazón renovados son los siameses que traen como consecuencia, un nuevo estilo de vida.-

José Luis Riveiro Fernández,

Santo Domingo de Cobán, 8 de Enero de 2012

Compartir este post

Repost 0
Published by Agencia Cobán - en INFORMACION GENERAL
Comenta este artículo

Comentarios

Presentación

  • : SEGUROS G&T AGENCIA COBAN
  • SEGUROS G&T AGENCIA COBAN
  • : Trabajamos Asegurando Personas y Bienes con Gusto....
  • Contacto

Buscar

Archivos

Enlaces